Myrrha Rojo, el vermut camaleónico

Este año nuestro Myrrha Rojo ha conseguido hacerse un sitio en los Premis Vinari de los Vermuts Catalanes. Su carácter afable y camaleónico lo ha colocado en el podio de este prestigioso concurso. Aunque no es la primera vez que se lleva galardón, el Myrrha Rojo ya consiguió el Vinari de Plata al mejor vermut negro en el 2017. En el 2015 el Myrrha Reserva se llevó el Vinari de Bronce.

El  Myrrha Rojo ha conseguido el premio al mejor vermut para cócteles este 2018 por su versatilidad y buena predisposición para unirse a otros ingredientes y originar estupendos combinados. Las posibilidades son infinitas y este vermut puede hacer las delicias de los mixólogos más exigentes.

En todas las ferias a las que asistimos, las tres variedades de Myrrha tienen muy buena acogida entre el público puesto que son vermuts muy agradables al paladar con la mezcla justa de dulzura y amargor.  Los vermuts Myrrha no defraudan nunca a quien los prueba por primera vez y consiguen crear una conexión que engancha.

Un vermut que desprende aromas a vainilla y clavo con notas balsámicas de hierbas de alta montaña. Su fondo de caramelo y frutas pasificadas aportan una sensación aterciopelada al paladar que no deja indiferente a quien lo toma.

Nuestra recomendación para degustar el Myrrha Rojo es siempre tomarlo muy frío y en un vaso de boca ancha, así será posible captar los aromas en nariz antes de dar paso al paladar. Se puede poner hielo en el vaso y un twist de naranja, pero no hará falta añadir nada más para disfrutar de este vermut en toda su esencia.