Vermuts de elaboración propia con el sello de una tradición centenaria

En Padró i Família estamos orgullosos de ser elaboradores de vermuts que gozan de un gran prestigio. Al abrigo de una tradición familiar vinícola que se remonta al año 1886 en Bràfim (Tarragona), no sólo elaboramos nuestros propios vermuts (Myrrha y Padró & Co.), sino que nos define nuestra pasión por cuidar todos los detalles del proceso, realizados íntegramente en la propiedad.

Nuestro enólogo Mario García combina las especias, botánicos y raíces con el vino base que producimos en Padró i Família para obtener un vermut único y de calidad. En nuestras barricas de diferentes maderas, con más de 80 años de antigüedad, es donde envejece, adquiere el carácter y se conserva en las mejores condiciones hasta el momento del embotellado, que también se lleva a cabo en la bodega familiar.

Todo este esfuerzo colectivo nos ha valido el reconocimiento en importantes concursos nacionales e internacionales como Vinari, Catavinum, International Wine Awards o San Francisco World Spirit Competiton. En concreto, los vermuts de Padró i Família han obtenido un total de 28 medallas, de las cuales 10 fueron de oro. Unos premios que reafirman nuestra apuesta por ser productores de un vermut exclusivo, moderno y atractivo.

El packaging evoca a las plantas y flores que intervienen en la elaboración del vermut. Mientras que el Myrrha sigue una línea más clásica, el Padró & Co. destaca por su atrevimiento visual: arabescos de colores que visten toda la botella con una etiqueta ovalada que recuerda a las antiguas botas de la bodega. 11 medallas de packaging certifican el éxito de unir tradición e innovación en un solo producto.

En la actualidad, comercializamos en más de 40 países gracias a nuestro firme objetivo de adaptación a las tendencias de calidad y consumo de clientes de nuestro país y el mundo.