Casa Vermouth Padró, la experiencia sensorial del vermut, celebra su primer aniversario

Hace justo un año, la Casa Vermouth Padró, también llamada la Experiencia Sensorial del Vermut, abría sus puertas al público para ofrecer una visita enoturística sin precedentes en el mundo del vermut.

Más de 2.100 personas han pasado ya por la calle d’Avall número 17 de Bràfim (Tarragona) para disfrutar de todo lo que la Casa Vermouth Padró alberga entre sus muros. Los guías cuentan la historia de la familia Padró, dedicados a la agricultura y la elaboración de vinos y licores desde antes incluso que se abriera la bodega, allá por 1886.  En estas visitas demostramos cómo elaboramos los vermuts en la bodega, desde el minuto cero, de la cepa a la botella.

La visita tira por tierra el mito de que el vermut se elabora con el peor vino de la cosecha y casi por accidente, al menos no es así como se hacen las cosas en Padró i Família. Las barricas de vino a sol y serena, las infusiones de botánicos y los cítricos son algunos de los elementos que componen el vermut y que se pueden encontrar durante la visita. En la pequeña bodega, situada en el interior de la casa, se guarecen las diferentes barricas, algunas casi centenarias, dedicadas al envejecimiento del vermut.

Los visitantes pueden tocar, oler y degustar los ingredientes que componen el vermut, despertando los sentidos, para saber identificar posteriormente esos sabores en un vaso vermut. La experiencia didáctica está asegurada, así lo afirman los visitantes que ha tenido la casa durante su primer año de vida, pero la experiencia sensorial no deja a nadie indiferente.

La fórmula exacta del vermut es secreta, aunque en realidad no tiene misterio: buen vino, cítricos, los mejores botánicos y el reposo justo en las barricas idóneas. Esa es la fórmula que utilizamos en Padró i Família para nuestros vermuts y así mismo lo mostramos sin pudor a todas aquellas personas que quieran comprobarlo.

Si quieres visitar la Casa Vermouth Padró clica aquí.